Menú Cerrar

Primero la salud

Los sistemas efectivos y equitativos de atención médica y salud nunca han sido tan importantes como hoy.

Durante décadas, Pact ha brindado un mejor acceso a servicios sociales y de salud vitales a las personas de Asia, Eurasia y África. En 2019 fortaleció más de 200 sistemas sociales y de salud, que beneficiaron a más de 1,7 millones de personas.

De la mano de individuos, comunidades, organizaciones de la sociedad civil y gobiernos, la labor de Pact en Salud ha tenido dos frentes principales: el desarrollo de capacidades de los sistemas e instituciones locales para proveer mejores servicios de salud entre población vulnerable, y la atención de salud basada en la comunidad.

Estas acciones han mejorado los sistemas de salud en las áreas de salud materna, neonatal e infantil (en especial con niños huérfanos), VIH / SIDA, tuberculosis, malaria, control de enfermedades infecciosas, gobernanza, así como en monitoreo y evaluación de los sistemas de salud, en países como Nigeria, Malawi, Tanzania, Ucrania y varios más.

Desarrollo de capacidades de los sistemas locales de salud

Para el desarrollo de capacidades de los sistemas locales de salud, Pact se basa en herramientas como evaluaciones de capacidad organizacional, que sirven como hoja de ruta para que las organizaciones refinen sus visiones e identifiquen fortalezas y debilidades. Para medir progreso organizacional, el Índice de Desempeño Organizacional (OPI) mide cambios en cuatro áreas: efectividad, eficiencia, relevancia y sostenibilidad. En el sector de la salud, muchas de las organizaciones locales socias de Pact están respondiendo a la crisis del VIH / SIDA que afecta poblaciones de mayor riesgo y causa un estigma generalizado.

Atención de salud basada en la comunidad

El desarrollo de capacidades locales y sistemas para identificar y vincular a las mujeres vulnerables, sus hijos y sus familias a servicios de salud, y el fortalecimiento de estructuras comunitarias de protección son el núcleo del trabajo de Pact en este campo.

Para lograrlo, Pact fortalece el liderazgo, la gobernanza, los recursos humanos, la prestación de servicios, el acceso a atención, financiamiento y sistemas de información de salud.

En las zonas rurales, Pact apoya a comunidades para abordar desafíos de salud materna e infantil y mejorar las condiciones de saneamiento. Por todo esto, también en salud, Pact pone en marcha sus valores orientados a comprometerse con las comunidades, construir soluciones locales y crear resultados medibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *