Menú Cerrar

(Re)descubriendo formas de manterse en contacto

Un proceso de “aprendizaje mutuo a distancia” para superar las medidas de distanciamiento del Covid-19 entre organizaciones indígenas en Surinam.

Por: Equipo SCIOA | 2020

El papel de las organizaciones indígenas en Surinam es crucial para defender los derechos de sus comunidades y la preservación de sus tradiciones, porque median entre el gobierno y los intereses indígenas. Galibi es una de estas organizaciones de pueblos indígenas (IPO). Trabaja a nivel local, articulando los esfuerzos de los pueblos de la Reserva Natural Galibi, ubicada en el Distrito de Marowijne.

Como parte del proyecto Fortalecimiento de las Capacidades de las Organizaciones de Pueblos Indígenas en la Amazonía (SCIOA) de Pact, financiado por USAID, Galibi es una de las tres IPOs en Surinam que participa en este proceso para fortalecer sus capacidades institucionales y administrativas, para acceder y administrar recursos financieros, y para asumir la responsabilidad de la planificación y las prioridades de desarrollo de la comunidad que habita la Reserva Natural Galibi.

En marzo de 2020, Galibi creó la primera versión de su Plan de Fortalecimiento Institucional (PFI) durante un taller presencial realizado por el socio de desarrollo de capacidades de SCIOA en Surinam, la Asociación de Líderes de Aldeas Indígenas en Surinam (VIDS). Este primer borrador requería de revisiones y ajustes adicionales que, con la aparición de medidas de distanciamiento social por motivo de la pandemia, representaron un desafío completamente nuevo para la organización: los miembros de Galibi no estaban bien equipados tecnológicamente y la conectividad en la región era inestable.

Ambas organizaciones, VIDS y Galibi, trabajaron juntas para encontrar nuevas formas de cooperar en un contexto virtual desconocido. Algunos de los métodos alternativos que utilizaron para continuar su trabajo incluyeron conferencias telefónicas (cuando fue posible), adaptación de los contenidos a WhatsApp e interacciones asincrónicas. Los líderes de Galibi, adicionalmente sugirieron tener copias impresas de los contenidos de cada actividad virtual, ya que se sienten más conectados cuando pueden tomar notas y trabajar con documentos físicos, en lugar de mirar la pantalla. Cuando las medidas de distanciamiento social se tornaron más flexibles, también se hicieron posibles algunas reuniones en persona, siguiendo todas las medidas de bioseguridad.

Los desafíos de Covid-19 permitieron a los miembros de Galibi (re) descubrir formas de mantenerse conectados. Ha sido un proceso de “aprendizaje mutuo a distancia” que tiene como objetivo alentar a otras organizaciones a seguir buscando formas creativas para garantizar la continuidad de las actividades locales en materia indígena.

Su experiencia es un ejemplo de cómo las IPOs locales pueden adaptarse para desarrollar mecanismos creativos y así continuar con sus misiones. El conocimiento adquirido sirve, a su vez al trabajo de las IPOs con sus comunidades, no solo en este contexto pandémico atípico, sino también dentro de territorios en los que las comunidades y organizaciones están separadas unas de otras. Sus aprendizajes son un aporte valioso para los socios de SCIOA en los otros cuatro países en los que trabaja el proyecto: Colombia, Perú, Brasil y Guyana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *